Consiste en la administración de dosis a intervalos de 30-60 minutos con el objetivo de llegar a dosis de mantenimiento en 24-48 horas. Debe realizarse bajo la supervisión de alergólogo especialista y en Unidades de Inmunoterapia o con el paciente hospitalizado.

Kn1m2ry